Monthly Archives: February 2014

Receta: Polvorones de Naranja

 

Foto: Atzimba Pérez

Foto: Atzimba Pérez

El que ha probado los polvorones, sabe que estas deliciosas confecciones de origen árabe, le hacen justicia a su nombre, ya que en realidad, se deshacen al comerse.  Aunque su propósito al principio fue un tanto amargo (preparados con grasa de puerco, los polvorones se usaban en España durante la Santa Inquisición para detectar a los judíos o musulmanes que vivían en secreto), actualmente este postre tiene el único propósito de endulzarnos la vida.

Esta semana, la chef Atzimba Pérez nos deleita con una receta para preparar unos exquisitos polvorones de naranja.

Ingredientes

  • 1 1/4 taza de manteca de cerdo o manteca vegetal.
  • 3 yemas de huevo
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 taza de azúcar glass
  • 4 tazas de harina
  • 2 naranjas (zumo y jugo)
  • Mantequilla para engrasar

Procedimiento

  1. Bate la manteca hasta que quede cremosa.
  2. Cierne el azúcar, la harina y el polvo para hornear.
  3. Añade las yemas una por una. Sin dejar de batir, incorpora el azúcar, la harina y el polvo para hornear. Alterna con el jugo y zumo de las naranjas.
  4. Forma bolitas, aplánalas y pónlas en charolas engrasadas. Barníza a algunas con yema.
  5. Hornea a 300 grados durante 25 minutos, hasta que esten doraditos.
  6. Espolvorea con el azúcar glass.

¡Que los disfrutes!

Según la receta de la chef Atzimba Pérez, reproducida con el permiso de la autora.  Para más información sobre Atzimba, visíta  su página de Facebook haciendo click aquí. 

 

Receta: Mermelada de Membrillo

Foto: Luisa López

Foto: Luisa López

Similar en textura y sabor a la guayaba, yo no sabía que el membrillo o quince era una fruta, y mucho menos que el dulce o ate que se prepara con ella es otra herencia de la colonia.  Tras investigar lo que hay detrás de este delicado manjar, descubrí que los españoles incorporaron el ate de membrillo a su repertorio gastronómico, gracias a que este dulce sefardí, se popularizó en el siglo XII.

No me cabe la menor duda de que los platos ilustran.

Mi amiga Luisa López, una fabulosa cocinera que rige su casa bajo un estricto calendario de festividades mexicanas,  aprovechó la temporada de membrillo para conjurar en su cocina, una variante del ate: la mermelada. Generosamente, Luisa aceptó compartir con los lectores de La Vitamina T, su magnífica receta.

Ingredientes:

  •  4 libras de membrillo
  •  4 tazas de agua
  •  3  libras de azúcar
  •  La rayadura de un limón

Procedimiento:

Paso 1

Lava, pela  y parte cada pieza de membrillo en cuatro partes.  Remueve el centro junto con las semillas y las partes secas o demasiado firmes.

Paso 2
Pon la fruta con las 4 tazas de agua a cocer en fuego medio durante 35 minutos.  Deja enfriar un poco y licúa con la misma agua en la que se hirvieron. Posteriormente, cuela.

Foto: Luisa López

Foto: Luisa López

Paso 3
Pon a fuego medio en una cacerola junto con la salsa de membrillo colada.  Sin dejar de mover, deja cocinar durante 10 minutos. Agrega la rayadura del limón y sigue moviendo hasta que suelte el hervor. Apaga el fuego y dejar enfriar.

Foto: Luisa López

Foto: Luisa López

Puedes guardarla en porciones o en un sólo recipiente,  y meter al refrigerador si no vas a consumirla pronto.

Disfrútala con yogurt natural, untada en pan con el queso de tu preferencia. ¡Es deliciosa!

Luisa Flores, la autora de la receta, con su mamá.

Luisa Flores, la autora de la receta, con su mamá.