Monthly Archives: April 2016

Nuestra Mesa: Celebra el Día del Niño con esta Receta para Hacer Tamales Colados de Maíz

tamales colados (2)

Foto: Manuel Rivera para La Vitamina T

Muy a tiempo para celebrar el Día del Niño, y gracias a la extraordinaria labor de antropología culinaria de nuestro querido amigo y colaborador, el chef Aldo Saavedra, nos es posible compartir con ustedes esta receta originaria del municipio de Ejutla, en el estado de Jalisco. Estos tamales son refrigerados, no puestos al vapor, como más comunmente se preparan. El chef Saavedra  documentó esta joya de la comida conventual durante una visita a un convento de monjas adoratrices, ubicado en este antiguo pueblo Jaliscience.

Rinde 2 docenas

INGREDIENTES

  • 24 pz hojas de elote fresco
  • 10 elotes tiernos desgranados
  • 5 lt de leche
  • 5 tz azúcar refinada
  • 5 rajas de canela (5cm aprox)
  • 2 cdas bicarbonato
  • 5 cdas fécula de maíz (maizena)

PROCESO

  1. Cubre las hojas de elote con un trapo húmedo para mantenerlas frescas.
  2. Muele los granos de elote con un litro de leche ( muy bien molidos) y cuélalos.
  3. Coloca 3 y 3/4 de leche con azúcar, bicarbonato y canela en una olla a fuego medio.
  4. Mueve constantemente para que se incorporen los ingredientes y se disuelvan. Pasados los 10 minutos, retira la canela.
  5. En la taza de leche restante, disuelve la fécula de maíz, agrégala a la leche que esta en la olla y revuélvela.
  6. Agrega la mezcla molida de los elotes licuados y colados. Continúa removiendo la mezcla hasta que se espese y se pueda ver el fondo de la olla.
  7. Retira del fuego. Con una cuchara, pon la mezcla en las hojas de maíz de manera individual, doblando las hojas de la parte de abajo y acomodar en un recipiente con cuidado.
  8. Ya que todos los tamales estén acomodados, mételos al refrigerador por aproximadamente 3 horas o hasta que estén bien fríos.
  9. Una vez que los tamales estén fríos, sírvelos como postre o para la cena.

¡Feliz Día del Niño!

 

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México. Encuentra más información sobre el chef Saavedra en México de mis Sabores.

Para Festejar a Niños de Todas las Edades, Pastel de Tres Leches

Photo: Chef Jason Rivas

Photo: Chef Jason Rivas

¡Feliz Día del Niño!  para agasajar a los niños de todas las edades y para darles gusto a todos los que nos pidieron esta receta en español, aquí les tenemos la receta del chef Jason Rivas para preparar un delicioso pastel de tres leches.

Los tres tipos de leche usados para crear este manjar, tienen su razón de ser.  Aunque usualmente se usen leche entera, leche evaporada y leche condensada (por su contenido graso, su cuerpo y su dulzura, respectivamente), el chef Rivas nos asegura que puedes elegir incorporar cualquier otro tipo de leche. Por ejemplo, leche de almendra, de cabra, de soya, etc.

Ingredientes:

  • 14.5 oz de harina
  • 14.5 oz azúcar
  • 10 huevos
  • 2 oz mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 12 oz de leche evaporada
  • 12 oz de leche de coco
  • 12 oz half/half
  • 1 taza de azúcar

Preparación:

Para el pastel:

  1. En un recipiente hondo combina los huevos y el azúcar. Asegúrate que el recipiente quepa en la olla que necesitas para el paso 3.
  2. Pon una olla grande en la estufa. Llena hasta la mitad con agua y pon a fuego medio hasta que el agua suelte el hervor.
  3. Una vez que el agua esté hirviendo, reduce la flama y pon el recipiente en la olla. No tiene que caber todo, sólo colócalo encima. Mezcla constantemente durante 3 a 4 minutos.
  4. Retira el recipiente de la estufa  y bate la mezcla hasta que doble en volumen.
  5. Cierne la harina y pon a calentar tu horno a 400°F.
  6. Divide la harina y la sal en tres partes y agrega cada parte lentamente a la mezcla.
  7. Incorpora la mantequilla derretida y la vainilla.
  8. Pon papel encerado en un molde y después cúbrela con aceite vegetal comestible en aerosol.
  9. Distribuye la mezcla en el molde cuidando que quede pareja en las esquinas.
  10. Hornea durante 10 a 15 minutos. Una forma de saber que el pastel está listo, es que lucirá doradito y rebotará cuando se le oprima. También puedes hacer la prueba del palillo.
  11. Cuando el pastel esté listo, sácalo del molde y congélalo durante 2 horas.

Para las tres leches:

  1. Pon la leche evaporada y la leche de coco en una olla pequeña. Agrega la leche half/half.  Incorpora el azúcar y mueve constantemente hasta que se disuelva.
  2. Hierve a fuego lento y mueve ocasionalmente.
  3. Saca el pastel del congelador y voltéalo de cabeza en su molde original.
  4. Vierte la leche caliente lentamente en pequeñas cantidades sobre secciones del pastel, hasta que lo cubras completamente. Espera a que la leche sea absorbida antes de agregar más. Distribuye de forma pareja.
  5. Refrigera durante 4 horas aproximadamente.

¡Que lo disfrutes!

Nota del chef: Puedes agregar fruta y/o crema batida. Te recomendamos preparar el pastel con un día de anticipación.

Receta del Chef Jason Rivas, invitado especial de La Vitamina T. Encuentra su receta en inglés aquí y visita su sitio: dinnerbyJR.wordpress.com

Priest, Peasant, Pop Icon: Pulque

Photo credit: Emma Victoria del Ángel

Pulque Coconut Curado. Photo: Victoria del Ángel

 

When trying to talk about pulque, it is only possible to scratch the surface. An ancient fermented drink made with nectar from 12-year old agave plants, this milky alcoholic substance has a soap opera-worthy history. Once a prominent sacred potion, and esteemed secular remedy to which aphrodisiac and extraordinary nutritious properties were attributed, pulque has also gone from being anything from the stigma of the demons of a caste, to the protagonist of the movement of Mexican independence.

500 years later, and after enduring both the rejection and nationalistic embrace of its own people, this drink continues to be a relevant part of Mexican life and popular folklore. In the early 1900s, more than one thousand pulquerías peppered the streets of Mexico City, with catchy, tongue-in-cheek names reflecting the innate humor of Defeño* social dynamics- “The Other Church”, “A Lady’s Belch”, “Better Here than There” (for an establishment across from a cemetery). Also, many of them are hosts to quite a collection of Mexican art.

Although today pulque is consumed primarily in rural areas where its  complex drinking and serving etiquette lives on, there seems to be a movement of resurgence in Mexico City. Tasting tours are now also available.

Because the drink is fermented, selling it in cans is impractical, but may still be found. The best pulque is freshly fermented, and it is usually enjoyed by itself or mixed with fruits, in which case it is called curado. I have not stumbled upon pulque breweries in Chicago, but then again, I have not purposefully looked for them either yet, although I have read about people who brew their own for personal consumption. If you are outside of Mexico and know where to find pulque, here is chef Victoria del Ángel’s recipe to make your own coconut curado:

Curado de Coco

4 cups of fresh pulque
 1 cup of shredded coconut
1 can of creme of coconut
 Sugar to taste

Directions:

  1. Mix all the ingredients in a blender slowly incorporating the pulque.
  2. Refrigerate for 30-60 minutes.
  3. Serve.

*Defeños are citizens of Mexico City

Chef Victoria del Ángel discovered her passion for cooking at the age of three. Fascinated by Mexican cuisine, she obtained a degree in gastronomy by the Escuela Superior de Gastronomía in Mexico and a graduate degree by the Culinary Institute of Switzerland. Currently, Victoria is the owner of a chocolate boutique,  Xocolat del Ángel,  in Jilotepec, México.