Author Archives: lavitaminat

World Class: Mexican Wine and the Hands who Make It (Introduction to a Series)

Photo: Enrico Bellomo

Photo: Enrico Bellomo

Mexico has been producing wine since the 16th century. Legend tells of Hernán Cortés  demanding that grapevines be brought to the Nueva España to be grown after the Spanish wine supply was depleted during the celebration of the defeat of the Mexica empire.  In an interesting turn of events, Mexican wine happened to be so good, that the Spanish Crown banned its production other than for liturgical use.

In 1843 Dominican priests  from the Nuestra Señora de Guadalupe del Norte mission, discovered that superior quality grapes faired well in the valley’s mediterranean microclimate. Today, 90% of all Mexican wine is produced in this area. Sadly, not many Mexicans drink it.

We are back from a visit to what is known today as Valle de Guadalupe, México’s wine country. We were drawn by Lozhka Bistrot, the most recent project by beloved Mexican gastronome Chef José Bossuet, and Pasión Biba’s Abel Bibayoff.  Our gracious hosts delighted us with a tour featuring a variety of wineries where the production ranges from  artisanal to massive.

The time we spent with the winemakers left a lasting impression- a shapshot of the Mexico only a few have a chance to palate. From mathematicians, to astronomers, enologists, plastic artists and restaurateurs, the people behind the wine that is produced in Valle de Guadalupe explains why this wine is so extraordinary.  Here, passion runs deep, as does a profound, almost spiritual commitment to making the best wine. Every time.

In the upcoming weeks we will be writing a series based on our experience at each winery: Pasión Biba/Bibayoff, Alximia, Torres Alegre and Las Nubes.  This is our humble tribute to remarkable wine and to the hands who make it.

 

 

 

Chiles en Nogada: Un Plato que Grita Independencia

Photo Credit: Lissette Storch - Mexico City, Mexico

Foto: Lissette Storch – Ciudad de Mèxico

Literalmente chiles en salsa de nuez o “nogada”, este plato se atribuye a la creatividad culinaria propia del estado de Puebla, y se dice que los chiles en nogada fueron servidos por primera vez en el siglo XIX para celebrar la independencia de México.

Mitad plegaria, mitad receta, cuenta la historia que las monjas agustinas de Atlixco, Puebla, improvisaron este platillo en honor del caudillo Agustín de Yturbide, quien durante su viaje a la Ciudad de México desde Veracruz, se detuvo en Puebla tras firmar el Tratado de Córdoba. Este documento establecía la independencia de México, es por eso que los colores del Ejército Trigarante, y ahora también los de la bandera mexicana, están representados en este plato.

Mitad guerrero, mitad ángel, esta delicia exige que al chile poblano se le de vida con un corazón hecho a base de carne, frutas y semillas disponibles en México durante el mes de septiembre, incluyendo pera, durazno, manzana y piñón. Para rematar, la salsa de nuez que le da nombre al plato es muy delicada, y está acentuada con semillas de granada.

Mitad indígena, mitad español, esta creación es completamente mexicana y no puedes dejar de probarla.

En caso de que quieras recrear esta joya culinaria en casa, nuestro amigo, el chef Moisés Salazar, nos deleita con esta receta. El chef nos dice que como este platillo siempre es un éxito, generalmente él no cocina otro plato salado.

Rinde para 8-12 personas.

  1. Limpia 20 chiles para rellenar.
  2. Seca el interior de los chiles y rellénelos con el picadillo. Si
    sientes que el picadillo es muy pesado o los chiles están muy
    abiertos, ciérralos con un palillo

PICADILLO

Ingredientes:

• 3/4 de taza de aceite de maiz
• 6 dientes de ajo cortados por la mitad
• 1 taza de cebolla finamente picada
• 2 lbs de carne de cerdo molida (pasada por el molino una sola vez)
• 2 cucharaditas de sal
• 1 taza de agua
• 3 cucharadas de aceite de maíz
• 2 lb de jitomate licuado y colado
• 1/2 taza de almendras peladas y partidas por mitad
• 3/4 taza de pasitas negras picadas
• 20 aceitunas verdes enjuagadas y cortadas en cuatro
• 2 cucharadas de perejil fresco finamente picado
• 4 clavos de olor
• 1 vara de canela de 3 cm de largo
• 1 oz granos de pimienta negra
• 1/4 taza de aceite de maíz para freír las frutas
• 4 tazas de manzana  en cubitos
• 4 tazas de peras en cubitos
• 4 tazas de duraznos amarillos en cubitos
• 1 cucharada de azúcar
• 2 tazas de aceite para freír los plátanos
• 4 tazas de plátano macho en cubitos
• 1 taza de acitrón en cubitos (1 cuadro de acitrón)
• 3oz de piñones rosas, pelados
• 2 cucharadas de vinagre blanco

Procedimiento:

  1.  En 1/4 de taza de aceite fríe 2 dientes de ajo hasta que queden
    totalmente dorados (deséchelos); acitrona la cebolla, añade la carne,
    la sal y el agua, tapa y cuece todo hasta que la carne esté tierna,
    aproximadamente 5 minutos. Destapa para que toda el agua se evapore y
    de ser posible la carne se dore un poco.
  2.  En otro sartén, calienta las otras 3 cucharadas de aceite, dora 2
    dientes de ajo y deséchalos. Acitrona la cebolla restante, añade el
    jitomate y deja sazonar, agrega las almendras, las pasas, las
    aceitunas y el perejil, y deja sazonar la mezcla por 2 minutos.
  3. Muele el clavo, la canela y las pimientas, añádaselos al jitomate y
    retira el sartén del fuego.
  4. Añade la mezcla de jitomate a la carne y deja que se sazone por 5
    minutos, retira del fuego.
  5. En otro sartén, calienta el otro 1/4 de taza de aceite, dora en él 2
    ajos, deséchalos y fríe la manzana, la pera y el durazno, tapa y deja
    que se frían y cuezan. No dejes que se deshagan, la fruta debe quedar
    entera. Añade el azúcar y en el caso de que las frutas estén ácidas,
    añádalas más azúcar, pues la mezcla debe ser dulce.
  6. Por separado, fríe el plátano hasta que se dore ligeramente, reserva
    el aceite sobrante para freír los chiles.
  7.  Mezcla con la carne las frutas, el plátano, el acitrón, los piñones
    y el vinagre. El picado no debe quedar deshecho.

CAPEADO

Ingredientes:
• 12 huevos, separados claras de las yemas
• 1/4 de taza de harina
• 2 cucharaditas de sal
• 1 taza de harina para revolcar los chiles
• 2 tazas de aceite de maíz (más el que reservó para freír los plátanos)

Procedimiento:

El chef sugiere que el capeado se haga en dos etapas, sobre todo si quien cocina tiene
poca experiencia.

  1. Bate las claras hasta que hagan picos suaves, añade las yemas, la sal
    y el 1/4 de taza de harina. Bate hasta que todos los ingredientes
    estén incorporados.
  2. Revuelqua los chiles en la harina y quítales el exceso golpeándolos
    con la mano suavemente, pues sólo sirve para que se adhiera bien el
    huevo.
  3. Calienta el aceite con el que freíste el plátano en un sartén amplio
    (conforme vayas necesitando más aceite, añádelo). Deja que humée
    ligeramente; sumerge los chiles en el huevo y fríelos uno por uno.
  4. Mientras se dora ligeramente la parte de abajo del chile, con la ayuda
    de una pala o espátula, baña la parte de arriba para que éste se dore y
    no sea necesario voltearlo. Si no tienes experiencia, voltéalo.

Escúrrelos sobre servilletas de papel para quitarles el exceso de
grasa del capeado. Manténlos tibios o a temperatura ambiente y
reserve.

NOGADA

Ingredientes:
• 1 taza de almendras peladas y remojadas en agua
• 5 tazas de agua fría
• 1 lb grs de queso de cabra o de queso fresco
• 8 tazas de nueces de Castilla limpias (2.5 lbs aprox)

Procedimiento:

  1. De preferencia remoja las almendras una o dos noches con antelación
    con agua fría y manténlas en el refrigerador. Nota como al hidratarse,
    aumentan de tamaño y adquieren un tono color marfil. Esto hace que su sabor se
    haga muy parecido al de la nuez fresca.
  2. Mezcla todos los ingredientes en un tazón, excepto el agua, licúa la
    mitad de la mezcla y luego la otra para evitar que se derrame el vaso
    de la licuadora, utiliza el agua necesaria, utilizarás casi toda,
    aunque la salsa no es aguada y debe tener consistencia (esta receta es
    exacta, por lo que se recomienda no alterar las cantidades).

PRESENTACIÓN

Ingredientes:
• 2 granadas rojas desgranadas (2 tazas de granos)
• Ramas de perejil para adornar

Procedimiento:

  1. Coloca los chiles en un platón.
  2. Baña parcialmente los chiles con la
    nogada, pues se debe ver algo de capeado.
  3. Adorna con las hojas de
    perejil y la granada.

Chef Moisés Salazar

El chef Moisés Salazar es un mexicano experto en Alta Cocina, dedicado al catering corporativo y privado. Su pasión lo ha llevado desde Belize, donde estuvo a cargo de delegaciones diplomáticas  de la Embajada de México, Estados Unidos y varios países centroamericanos, hasta Atlanta, donde colaboró en el famoso St. Regis.  Encuentra más información sobre el chef Moisés Salazar y su contribución al  mundo de la gastronomía en su sitio web: www.chefmoises.com

Haz click aquí para encontrar otra magnífica receta para hacer chiles en nogada, inspirada por las monjas de la órden de las Clarisas, quienes se dedican a elaborar este platillo desde 1924.

 

Comida de Ángeles: Buñuelos de Requesón

Foto: Chef Victoria del Ángel

Foto: Chef Victoria del Ángel

No deja de asombrarme cómo es que apenas se puede rasgar la superficie cuando se intenta explorar uno de los muchos ángulos que posée la comida mexicana. Hace unos días, por ejemplo, tuvimos el placer de platicar con la chef Victoria del Ángel, quien trajo a colación el tema de la comida conventual. Como su nombre lo dice, los platillos conventuales fueron conjurados en las cocinas de las órdenes de religiosos establecidos en la Nueva España y son extraordinarios ejemplares de la incipiente cultura novohispana, incluyendo su gastronomía de fusión.

Mitad plegaria y mitad poesía, la comida conventual encuentra uno de sus detonadores en la creatividad de los misioneros quienes al enfrentarse con la falta de carne y otros elementos típicos de su cocina, se ven obligados a incorporar ingredientes y técnicas locales en su gastronomía. Muchos de estos platillos, incluyendo los chiles en nogada, son ilustres y apreciados exponentes de este fenómeno, y tal como el pueblo que los vio nacer, son mitad españoles y mitad indígenas.

Durante nuestra conversación, y para ilustrar los platos propios de esta cocina, la chef del Ángel nos agasajó con una receta de nada más y nada menos que Juana de Asbaje.

Siglos después de la muerte de esta intelectual y poetisa mexicana, el libro Sor Juana en la cocinade Mónica Lavín y Ana Benítez rescata el recetario que la “décima musa” dedicara a su hermana, para quien cocinaba con frecuencia.

Según la chef del Ángel, “el recetario es un conjunto de notas que Sor Juana escribió para si misma, por lo que representa cierta complejidad de interpretación.  las cantidades de la receta a continuación,  han sido adaptadas a nuestra época.”

Buñuelos de Requesón

Ingredientes

  • 3 tazas de harina,
  • 225 gramos de requesón
  •  6 yemas o un huevo
  • una taza de manteca o aceite para freír
  • azúcar y canela.

Procedimiento:

  1. Mezcla los ingredientes, amasa durante 5 minutos y deja reposar la mezcla durante media hora en el refrigerador.
  2. Extiende la masa y córtala en círculos
  3. Fríe y dejar escurrir en papel absorbente.
  4. Espolvorea con azúcar y canela

 

La chef Victoria del Ángel  descubrió su pasión por la cocina desde los tres años. Fascinada por la repostería y gastronomía mexicanas, decidió perseguir la licenciatura en gastronomía en la Escuela Superior de Gastronomía, y más tarde un postgrado en repostería en la Universidad de Artes culinarias y Tendencias Europeas, otorgado por el Culinary Institute Switzerland de Suiza. Victoria es dueña de la chocolatería Xocolat del Ángel en Jilotepec, México.

Estampas de Mi Ciudad – The Ubiquitous Street Quesadilla Stand

Street Quesadilla Stand Photo: Guillermo Chan – Mexico City

A sampling of Mexico´s mestizo nature in a bite, (the fusion concept of a quesadilla already combines the Spanish word for “queso” with the Aztec word “tortilla“) try a chorizo and cheese quesadilla. More pre-Hispanic stuffings include flor de calabaza (zucchini blossoms) or huitlacoche (corn fungus). The latter might not sound too terribly appealing, but trust me, there is a reason why Mexicans have consider it a treat for centuries.

You will never go hungry in Mexico City, where quesadillassopes and other garnachas* are easily found street-side and served either as a snack or a meal. Filled with a variety of stuffings ranging from flowers and vegetables, to meat and even insects, these portable pockets of pure joy are a staple of any modern Mexican meal.

 

*Garnachas: Slang term for comfort-food, usually made out of corn on a comal.

Quesadilla: More than Cheese Meets the Tortilla

Photo: Lissette Storch Correspondent in Mexico City, Mexico

Delicious quesadillas made with blue-corn tortillas materialize right in front of patrons’ eyes in La Marquesa, Mexico. Photo: Lissette Storch

You will never go hungry in Mexico City, where quesadillas, sopes and other garnachas* are easily found street-side and served either as a snack or a meal. Filled with a variety of stuffings ranging from flowers and vegetables, to meat and even insects, these portable pockets of pure joy are a staple of any modern Mexican meal. Given the apparent simplicity of their execution, it would be easy to assume that quesadillas are predictable and uninteresting, but skilled artisan hands bring these delicacies to life in such way, that defeños** will consider traveling to indulge in a perfect one. La Marquesa, a national park west of Mexico City, is a popular weekend getaway as well as a quesadilla haven. Here, locals and visitors are able to choose from a multitude of establishments offering a variety of quesadillas among other local delicacies that include trout and even rabbit.

For a sampling of Mexico´s mestizo nature in a bite, (the fusion concept of a quesadilla already combines the Spanish word for “queso” with the Aztec word “tortilla“) try a chorizo and cheese quesadilla. More pre-Hispanic stuffings include flor de calabaza (zucchini blossoms) or huitlacoche (corn fungus). The latter might not sound too terribly appealing, but trust me, there is a reason why Mexicans have consider it a treat for centuries.

If you are in Mexico City and the foodie in you wants to venture to La Marquesa, we recommend making a day trip out of this culinary excursion. Consider hiring a reputable cab company to drive you to and from the food area. La Marquesa is about an hour away from downtown Mexico City.

*Garnachas: Slang term for comfort-food, usually made out of corn on a comal.

**Defeño: A citizen of Mexico City.

 

Priest, Peasant, Pop Icon: Pulque

Photo credit: Emma Victoria del Ángel

Pulque Coconut Curado. Photo: Victoria del Ángel

 

When trying to talk about pulque, it is only possible to scratch the surface. An ancient fermented drink made with nectar from 12-year old agave plants, this milky alcoholic substance has a soap opera-worthy history. Once a prominent sacred potion, and esteemed secular remedy to which aphrodisiac and extraordinary nutritious properties were attributed, pulque has also gone from being anything from the stigma of the demons of a caste, to the protagonist of the movement of Mexican independence.

500 years later, and after enduring both the rejection and nationalistic embrace of its own people, this drink continues to be a relevant part of Mexican life and popular folklore. In the early 1900s, more than one thousand pulquerías peppered the streets of Mexico City, with catchy, tongue-in-cheek names reflecting the innate humor of Defeño* social dynamics- “The Other Church”, “A Lady’s Belch”, “Better Here than There” (for an establishment across from a cemetery). Also, many of them are hosts to quite a collection of Mexican art.

Although today pulque is consumed primarily in rural areas where its  complex drinking and serving etiquette lives on, there seems to be a movement of resurgence in Mexico City. Tasting tours are now also available.

Because the drink is fermented, selling it in cans is impractical, but may still be found. The best pulque is freshly fermented, and it is usually enjoyed by itself or mixed with fruits, in which case it is called curado. I have not stumbled upon pulque breweries in Chicago, but then again, I have not purposefully looked for them either yet, although I have read about people who brew their own for personal consumption. If you are outside of Mexico and know where to find pulque, here is chef Victoria del Ángel’s recipe to make your own coconut curado:

Curado de Coco

4 cups of fresh pulque
 1 cup of shredded coconut
1 can of creme of coconut
 Sugar to taste

Directions:

  1. Mix all the ingredients in a blender slowly incorporating the pulque.
  2. Refrigerate for 30-60 minutes.
  3. Serve.

*Defeños are citizens of Mexico City

Chef Victoria del Ángel discovered her passion for cooking at the age of three. Fascinated by Mexican cuisine, she obtained a degree in gastronomy by the Escuela Superior de Gastronomía in Mexico and a graduate degree by the Culinary Institute of Switzerland. Currently, Victoria is the owner of a chocolate boutique,  Xocolat del Ángel,  in Jilotepec, México.

 

 

 

Pilsen y su Calle 18: Una Puerta Dimensional a México en Chicago

Si estás en Chicago y te da un ataque de nostalgia, o si estás de visita y quieres descubrir un lugar diferente dentro de la ciudad, a sólo 5 kilómetros al sureste del “Loop” se encuentra  el barrio de Pilsen. Fundado por colonizadores de Europa del este a fines del siglo XIX, Pilsen fue nombrado en honor a la cuarta ciudad más grande de Checoslovaquia. No fue sino a principios de 1960 que la comunidad hispana empezó a hacer de Pilsen su casa. Ya para los 70, Pilsen era, como les hoy, una colonia muy diversa y predominanemente hispana.

Virtualmente un museo al aire libre, quien visita Pilsen podrá descubrir una serie de murales que sirven como vehículo para el discurso social. Exilio, lucha e identidad son los mensajes predominantes de esta expresión de arte urbano. Si prefieres un museo intramuros, no te pierdas el Museo de Arte Mexicano.  La entrada es gratuita.

La calle 18 es una puerta dimensional a una serie de negocios que van desde restaurantes, panaderías, dulcerías, hasta peluquerías. ¿Quieres pan como ese que probaste en las ferias de Acambaro? Aquí lo encuentras. Estos personajes llegaron como recetas en los morrales de artesanos michoacanos y aquí se hicieron pan.

Y si en tu paseo te da hambre, acuérdate de visitar Carnitas Uruapan, donde encontrarás desed chicharrón, hasta quesadillas de sesos y ensalada de nopales. Pasa a saludar al Güero Carbajal y díle que te recomendó tu amiga Brenda Storch de La Vitamina T.

 

Estampas de Mi Ciudad – If Life Gives you a Cactus, Make Salsa

Photo: Manuel Rivera

If you are in Mexico, chances are that you will find cacti in your dish. As surreal as it may seem, Cacti have been an element of  Mesoamerican cuisine since pre-Columbian times.  Nopales and tunas, also known as “prickly pear cactus” and “prickly pear fruit”  in the US, can be easily found today as an ingredient in  sweet and savory dishes and drinks ranging from tacos to sherbet. The jiotillas or xoconostles in the picture, for example, can be turned into a smoothie or a refreshing drink.

Find a delicious recipe for a salsa made with this fascinating and healthy ingredient, here.

Nuestra Mesa – De Ángeles y Guerreros: Chiles En Nogada

Foto: Manuel RIvera

Foto: Manuel Rivera

Quien tiene la fortuna de visitar México en septiembre, descubrirá que los chiles en nogada empiezan a decorar los manteles al mismo tiempo que los adornos tricolores que anuncian la llegada de las fiestas patrias aparecen por doquier. Literalmente chiles en salsa de nuez o “nogada”, este plato se atribuye a la creatividad culinaria propia del estado de Puebla, y se dice que los chiles en nogada fueron servidos por primera vez en el siglo XIX para celebrar la independencia de México.

Mitad plegaria, mitad receta, cuenta la historia que las monjas agustinas de Atlixco, Puebla, improvisaron este platillo en honor del caudillo Agustín de Yturbide, quien durante su viaje a la Ciudad de México desde Veracruz, se detuvo en Puebla tras firmar el Tratado de Córdoba. Este documento establecía la independencia de México, es por eso que los colores del Ejército Trigarante, y ahora también los de la bandera mexicana, están representados en este plato.

Mitad guerrero, mitad ángel, esta delicia exige que al chile poblano se le de vida con un corazón hecho a base de carne, frutas y semillas disponibles en México durante el mes de septiembre, incluyendo pera, durazno, manzana y piñón. Para rematar, la salsa de nuez que le da nombre al plato es muy delicada, y está acentuada con semillas de granada.

Mitad indígena, mitad español, esta creación es completamente mexicana y no puedes dejar de probarla.

En caso de que quieras recrear esta joya culinaria en casa, nuestro colaborador y amigo, el chef Aldo Saavedra, viajó a Atlixco Puebla para traer a Nuestra Mesa, una receta inspirada por las monjas de la órden de las Clarisas, quienes se dedican a elaborar este platillo desde 1924. El chef Saavedra nos cuenta que originalmente, las monjas preparaban chiles en nogada para festejar el cumpleaños de una de las abadesas. Los invitados ocasionales empezaron a crearles fama, hasta que las monjas decidieron venderlos. El chef nos dice: “dado que no son restaurante, el servicio único es para llevar. Con nuestro plato en mano, nos dirigimos a la plaza del pueblo, a sentarnos al pie del kiosco, para disfrutar de este platillo ejecutado con gran maestría, pasión y precisión.”

 

PICADILLO

Ingredientes:

  • 3 cda manteca de cerdo
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cdas de cebolla finamente picada
  • 500 gr de lomo de cerdo molido
  • 50 gr dejamón de pierna
  • 500 gr de jitomates asados
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 pizca de clavo molido
  • 1 pizca de comino
  • ½ cdta de canela molida
  • 1 manzana picada
  • 1 pera picada
  • 4 cdas de piñón rosa
  • 4 chabacanos deshidratados picados
  • 30 gr de pasas güeras remojadas en ron
  • 20 almendras picadas
  • 4 cdas de acitrón picado
  • 1 cda de azúcar moscabado
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 taza de jerez

Procedimiento: 

  1. Calienta la manteca de cerdo y pon a sofreír el ajo y la cebolla hasta que estén transparentes, después agrega la carne de cerdo y el jamón.
  2. Cuando la carne esté dorada, agrega los jitomates, deja que se sofrían un poco y después agrega el caldo. Deja hervir hasta que se seque y la carne este tierna.
  3. Cuando todo empiece nuevamente a sofreírse, agrega todas las frutas, las especias, las pasas, las almendras y el acitrón.
  4. Revuelve y espera 5 minutos hasta que todo se sofría y vayan integrándose los sabores. Agrega el azúcar, un poco de sal, la pimienta y el jerez.
  5. Mueva constantemente, hasta que espese, rectifique la sazón .
  6. Retira del fuego y deja entibiar antes de rellenar los chiles.

CHILES

Ingredientes:

  • 16 chiles poblanos pelados
  • La mezcla de picadillo
  • 50 nueces de castilla frescas peladas( sin cascara dura , ni la cascara suave café, deben ser totalmente blancas)
  • 750 ml de leche
  • 250 gr de queso fresco
  • 1 bolillo remojado en leche con canela y azúcar
  • 125 ml de jerez seco
  • 3 huevos
  • 2 granadas rojas
  • perejil para decorar
  • manteca de cerdo para freír

Procedimiento:

  1. Un día antes de empezar la preparación, limpia las nueces de la cáscara y la piel. Pónlas a remojar en leche hasta cubrirlas.
  2. El día que se van a comer los chiles, muele la nuez con el queso y el pan remojado y el jerez.
  3. Si la salsa está muy espesa, agrégale un poco de crema o leche
  4. La salsa puede servirse a temperatura ambiente o puedes calentarla un poco ( no mucho porque se puede cortar)
  5. Hay dos maneras de servir los chiles, una es rellenarlos y salsear, poniendo encima la granada y unas hojas de perejil. La otra es capearlos, para lo que se baten las claras de los 3 huevos y después se le agregan las yemas. Posteriormente, el chile ya relleno, se pasa por un poco de harina y después por el huevo, para ponerlo a freír en la manteca. Escurre y sirve cubierto de salsa y  granada.

 

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México.

 

 

 

 

Estampas de Mi Ciudad – Nieve de Sabores (The Many Flavors of ‘Snow’ )

A few of the many flavors of nieve. Photo Credit: Manuel Rivera. Mercado 20 de Noviembre, Oaxaca México

In Mexico, and especially in Oaxaca, the art of making nieve (Spanish for ‘snow’) is a tradition passed on from generation to generation. For centuries, nieve artisans or neveros have crafted this dessert by hand, using only fruit and no artificial coloring or flavoring. If you are in Oaxaca, you will easily be able to indulge in this festive edible art, which will lure you from wooden containers on streets and markets. A wide array of both usual and unexpected  flavors is typically available wherever nieve is sold- chocolate, strawberry, corn, cheese, mezcal, rose, avocado and soursop, to name a few. There are also deliciously surprising combinations such as the popular beso de ángel, or  ¨angel´s kiss¨, which typically combines cherries with almonds and other fruits, delivering a complex yet delicate texture and flavor.  Although still widely available, today, artisan nieves face the overwhelming competiton of mass-produced ice cream.