Category: Chef Aldo

Nuestra Mesa: Quesadillas de Caracol

Foto: Manuel RiveraFoto: Manuel Rivera

Los insectos son una de las tantas aportaciones de la época prehispánica a la gastronomía que actualmente conocemos como mexicana. Relegados durante siglos,  (en gran parte debido a que los colonizadores españoles encontraban la costumbre de comer insectos algo repulsiva) hoy, este alimento  ha recuperado su auge. Actualmente, más allá de ser el alimento cotidiano de una multitud de comunidades indígenas a lo largo y ancho del país, los insectos  se han consolidado como un fascinante  (e incluso elevado) ingrediente de la gastronomía mexicana. Desde hormigas hasta escarabajos y  gusanos,  la abundancia, la diversidad y el alto contenido proteínico, de esta fuente de sustento  antes desdeñada como un alimento primitivo, quizás irónicamente sea la comida del futuro.

En esta ocasión, y únicamente gracias a la extraordinaria labor de antropología culinaria del chef Aldo Saavedra, es que nos es posible traerles esta receta del municipio de Acolman, en el Estado de México. Según Saavedra,  gracias al clima y al cultivo del maguey propios de esta entidad, Acolman  es un gran productor de caracol silvestre. Aquí, este insecto  se consume en diversos y exquisitos guisos que van desde sopas, salteados con guajillo, en ensalada de nopales y con xoconostle para quesadillas.

 

Ingredientes:

  • 150 gr caracol silvestre  (puede ser en lata)
  • 1/2 cebolla picada en cubos pequeños
  • 3 xoconostles
  • 1 ramita de epazote picado
  • Tortillas
  • Sal
  • Aceite para freír

Proceso:

  1. Enjuaga y pon a escurrir los caracoles.
  2. Pela los xoconostles, quitales las semillas del centro y pícalos en cubos pequeños.
  3. Calienta el aceite en una sartén. Ya caliente pon  la cebolla. Una vez que esté transparente,  agrega los caracoles. Dos  minutos después, incorpora el xoconostle.
  4. Dejar cocinar por 10 minutos, sazona con epazote y sal.
  5. Calienta  las tortillas y rellénalas con el salteado de caracol.

 

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México. Encuentra más información sobre el chef Saavedra en México de mis Sabores.

Nuestra Mesa: Para este Día de Muertos, Tamales de Queso y Chile

Foto: Manuel Rivera

Foto: Manuel Rivera

 

Por: Aldo Saavedra  

Entre los diversos platillos que forman parte de la celebración de Día de Muertos, están los populares tamales. En cada región de México, a este platillo se le “da vida” de diferente manera, incorporando masas, rellenos y procedimientos distintos.

En el Valle de Santiago, por ejemplo, entre las comunidades otomíes que ahí radican, descubrimos unos tamales únicos de intenso sabor y  preparación sencilla.  Servidos durante los velorios para alimentar a los que acompañan a los dolientes, y preparados nuevamente para celebrar el Día de los Fieles Difuntos, estos tamales están hechos con ingredientes y utensilios endémicos, entre ellos el tequesquite, una piedra de sal que emerge en las zonas acuosas después de la época de lluvias. El tequesquite se usa como sazonador, o bien  se le agrega a la masa de maíz para inflar los tamales y darles textura. Aquí, les comparto la receta. 

 

INGREDIENTES:

  • 1 kg de masa de maíz.
  • 250 grs de manteca de cerdo.
  • La cáscara de 10 tomates
  • 1 cda de polvo para hornear (para remplazar al tequesquite que se usa originalmente)
  • 4 piezas de chile ancho sin semilla.
  • 300 grs de queso añejo.
  • Sal
  • Cantidad necesaria de agua.
  • 20 hojas de totomoztle (hoja de maíz)

 PROCESO:

  1. Pon cocer las hojas de tomate en agua. Si vas a usar tequesquite, pónlo a hidratar previamente en un vaso de agua para que suelte la tierra. Posteriormente añade esta agua al recipiente donde hervirán las cascaras de tomate, cuidando de no vaciar el fondo. Hierve ligeramente. Reserva.
  2. Pon las hojas de totomoztle a remojar.
  3. Remoja el chile bien desvenado en agua durante una media hora, escurre. Muele en metate alternando con el queso. Si no tienes metate, usa el procesador de alimentos cuidando que no queden cascaras grandes. Mezcla con el queso hasta formar una pasta homogénea y reserva.
  4. Agrega sal a la masa, manteca de cerdo y en caso de que no tengas tequesquite, añade el polvo para hornear. Mezcla hasta que se integren todos los ingredientes.
  5. Añade poco a poco el agua de los tomates hasta que la masa se desprenda de la superficie donde se está trabajando, no es necesario agregar toda el agua.
  6. Escurre las hojas de totomoztle.
  7. Arma los tamales agregando en una hoja un poco de la masa, extendiéndola por la hoja y al centro el relleno. Envuelve doblando firmemente y coloca los tamales acomodados en una vaporera, paraditos, con las puntas hacia arriba
  8. Cocina durante 1 hora o hasta que estén bien cocidos.  Sabrás que los tamales se cocieron bien, cuando el tamal se desprende con facilidad de la hoja.

Nota curiosa: En algunas zonas del país se acostumbra dar la bendición a la olla para que se cocinen bien los tamales, pero en Santiago Mezquititlán, se ponen dos chiles guajillos formando una cruz en el fondo de la vaporera.  Se cree que de esta forma, las personas que andan cerca y alcanzar a oler lo que se prepara, no impedirán, con su antojo, la buena cocción de los tamales.

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México. Encuentra más información sobre el chef Saavedra en  México de mis Sabores.

 

Nuestra Mesa – Receta para Hacer Pan de Muerto

Foto: Manuel Rivera Ciudad de México, México

 

CLICK TO SEE THIS RECIPE IN ENGLISH

Con las celebraciones del Día de Muertos a la vuelta de la esquina, pensamos en traerles la receta para hacer un tradicional, delicioso e indispensable pan de muerto.

Esta receta requiere dejar reposar los primeros ingredientes durante un día, así que si piensan hacerla, les recomendamos prepararla con tiempo suficiente.

Rinde para 45 panes de 100 gr. cada uno o un pan familiar de aproximadamente 4.5 kilos.

Paso 1:

Ingredientes

  • 120 gr. levadura fresca (usa 1/3 de la cantidad si es que piensas usar levadura artificial)
  • 340 ml. de agua
  • 400 gr. de harina

Proceso

  1. Entibia el agua en el microondas
  2. Revuelve los ingredientes con el agua hasta formar una masa
  3. Deja reposar la masa por un dia entero en un recipiente engrasado con aceite. Cubre el recipiente con plástico y colócalo en un lugar fresco.

Paso 2:

Ingredientes

  • 32 huevos
  • 320 gr. azúcar
  • 2.250 kg harina
  • 40 gr. de sal
  • 1 kg. mantequilla
  • 4 cucharadas de agua de azahar

Proceso

  1. Incorpora los primeros cuatro ingredientes con el agua de azahar,  hasta formar una masa homogénea y que no se pegue.
  2. Agrega la masa que preparaste un día anterior sigue amasando hasta que este bien incorporada.
  3. Deja que la mantequilla esté a temperatura ambiente y  agrégala en trozos de alrededor de 100 gr.  hasta integrarla toda.
  4. Forma bolas  de 100 gr si quieres hacer porciones individuales y de 400 gr.  para hacer un pan familiar.
  5. Forma los huesitos con pedazos pequeños de masa, Las puedes rodar en la mesa y aplanarla con los dedos.

Foto: Manuel Rivera – Ciudad de México, México

6. Barniza con yema de huevo y deja fermentar durante una hora.

Foto: Manuel Rivera – Ciudad de México, México

7. Mete tu mezcla a hornear a 200 grados hasta que los panes estén de  color café claro

8. Saca tus panes del horno y déjalos enfriar.

9. Derrite mantequilla y barniza con ella los panes. Después espolvoréalos con azúcar refinada hasta que queden cubiertos

¡Acompaña tu pan con un buen chocolate!

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México.

Comida de Ángeles: Buñuelos de Requesón

Foto: Chef Victoria del Ángel

Foto: Chef Victoria del Ángel

No deja de asombrarme cómo es que apenas se puede rasgar la superficie cuando se intenta explorar uno de los muchos ángulos que posée la comida mexicana. Hace unos días, por ejemplo, tuvimos el placer de platicar con la chef Victoria del Ángel, quien trajo a colación el tema de la comida conventual. Como su nombre lo dice, los platillos conventuales fueron conjurados en las cocinas de las órdenes de religiosos establecidos en la Nueva España y son extraordinarios ejemplares de la incipiente cultura novohispana, incluyendo su gastronomía de fusión.

Mitad plegaria y mitad poesía, la comida conventual encuentra uno de sus detonadores en la creatividad de los misioneros quienes al enfrentarse con la falta de carne y otros elementos típicos de su cocina, se ven obligados a incorporar ingredientes y técnicas locales en su gastronomía. Muchos de estos platillos, incluyendo los chiles en nogada, son ilustres y apreciados exponentes de este fenómeno, y tal como el pueblo que los vio nacer, son mitad españoles y mitad indígenas.

Durante nuestra conversación, y para ilustrar los platos propios de esta cocina, la chef del Ángel nos agasajó con una receta de nada más y nada menos que Juana de Asbaje.

Siglos después de la muerte de esta intelectual y poetisa mexicana, el libro Sor Juana en la cocinade Mónica Lavín y Ana Benítez rescata el recetario que la “décima musa” dedicara a su hermana, para quien cocinaba con frecuencia.

Según la chef del Ángel, “el recetario es un conjunto de notas que Sor Juana escribió para si misma, por lo que representa cierta complejidad de interpretación.  las cantidades de la receta a continuación,  han sido adaptadas a nuestra época.”

Buñuelos de Requesón

Ingredientes

  • 3 tazas de harina,
  • 225 gramos de requesón
  •  6 yemas o un huevo
  • una taza de manteca o aceite para freír
  • azúcar y canela.

Procedimiento:

  1. Mezcla los ingredientes, amasa durante 5 minutos y deja reposar la mezcla durante media hora en el refrigerador.
  2. Extiende la masa y córtala en círculos
  3. Fríe y dejar escurrir en papel absorbente.
  4. Espolvorea con azúcar y canela

 

La chef Victoria del Ángel  descubrió su pasión por la cocina desde los tres años. Fascinada por la repostería y gastronomía mexicanas, decidió perseguir la licenciatura en gastronomía en la Escuela Superior de Gastronomía, y más tarde un postgrado en repostería en la Universidad de Artes culinarias y Tendencias Europeas, otorgado por el Culinary Institute Switzerland de Suiza. Victoria es dueña de la chocolatería Xocolat del Ángel en Jilotepec, México.

Nuestra Mesa – De Ángeles y Guerreros: Chiles En Nogada

Foto: Manuel RIvera

Foto: Manuel Rivera

Quien tiene la fortuna de visitar México en septiembre, descubrirá que los chiles en nogada empiezan a decorar los manteles al mismo tiempo que los adornos tricolores que anuncian la llegada de las fiestas patrias aparecen por doquier. Literalmente chiles en salsa de nuez o “nogada”, este plato se atribuye a la creatividad culinaria propia del estado de Puebla, y se dice que los chiles en nogada fueron servidos por primera vez en el siglo XIX para celebrar la independencia de México.

Mitad plegaria, mitad receta, cuenta la historia que las monjas agustinas de Atlixco, Puebla, improvisaron este platillo en honor del caudillo Agustín de Yturbide, quien durante su viaje a la Ciudad de México desde Veracruz, se detuvo en Puebla tras firmar el Tratado de Córdoba. Este documento establecía la independencia de México, es por eso que los colores del Ejército Trigarante, y ahora también los de la bandera mexicana, están representados en este plato.

Mitad guerrero, mitad ángel, esta delicia exige que al chile poblano se le de vida con un corazón hecho a base de carne, frutas y semillas disponibles en México durante el mes de septiembre, incluyendo pera, durazno, manzana y piñón. Para rematar, la salsa de nuez que le da nombre al plato es muy delicada, y está acentuada con semillas de granada.

Mitad indígena, mitad español, esta creación es completamente mexicana y no puedes dejar de probarla.

En caso de que quieras recrear esta joya culinaria en casa, nuestro colaborador y amigo, el chef Aldo Saavedra, viajó a Atlixco Puebla para traer a Nuestra Mesa, una receta inspirada por las monjas de la órden de las Clarisas, quienes se dedican a elaborar este platillo desde 1924. El chef Saavedra nos cuenta que originalmente, las monjas preparaban chiles en nogada para festejar el cumpleaños de una de las abadesas. Los invitados ocasionales empezaron a crearles fama, hasta que las monjas decidieron venderlos. El chef nos dice: “dado que no son restaurante, el servicio único es para llevar. Con nuestro plato en mano, nos dirigimos a la plaza del pueblo, a sentarnos al pie del kiosco, para disfrutar de este platillo ejecutado con gran maestría, pasión y precisión.”

 

PICADILLO

Ingredientes:

  • 3 cda manteca de cerdo
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cdas de cebolla finamente picada
  • 500 gr de lomo de cerdo molido
  • 50 gr dejamón de pierna
  • 500 gr de jitomates asados
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 1 pizca de azafrán
  • 1 pizca de clavo molido
  • 1 pizca de comino
  • ½ cdta de canela molida
  • 1 manzana picada
  • 1 pera picada
  • 4 cdas de piñón rosa
  • 4 chabacanos deshidratados picados
  • 30 gr de pasas güeras remojadas en ron
  • 20 almendras picadas
  • 4 cdas de acitrón picado
  • 1 cda de azúcar moscabado
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 taza de jerez

Procedimiento: 

  1. Calienta la manteca de cerdo y pon a sofreír el ajo y la cebolla hasta que estén transparentes, después agrega la carne de cerdo y el jamón.
  2. Cuando la carne esté dorada, agrega los jitomates, deja que se sofrían un poco y después agrega el caldo. Deja hervir hasta que se seque y la carne este tierna.
  3. Cuando todo empiece nuevamente a sofreírse, agrega todas las frutas, las especias, las pasas, las almendras y el acitrón.
  4. Revuelve y espera 5 minutos hasta que todo se sofría y vayan integrándose los sabores. Agrega el azúcar, un poco de sal, la pimienta y el jerez.
  5. Mueva constantemente, hasta que espese, rectifique la sazón .
  6. Retira del fuego y deja entibiar antes de rellenar los chiles.

CHILES

Ingredientes:

  • 16 chiles poblanos pelados
  • La mezcla de picadillo
  • 50 nueces de castilla frescas peladas( sin cascara dura , ni la cascara suave café, deben ser totalmente blancas)
  • 750 ml de leche
  • 250 gr de queso fresco
  • 1 bolillo remojado en leche con canela y azúcar
  • 125 ml de jerez seco
  • 3 huevos
  • 2 granadas rojas
  • perejil para decorar
  • manteca de cerdo para freír

Procedimiento:

  1. Un día antes de empezar la preparación, limpia las nueces de la cáscara y la piel. Pónlas a remojar en leche hasta cubrirlas.
  2. El día que se van a comer los chiles, muele la nuez con el queso y el pan remojado y el jerez.
  3. Si la salsa está muy espesa, agrégale un poco de crema o leche
  4. La salsa puede servirse a temperatura ambiente o puedes calentarla un poco ( no mucho porque se puede cortar)
  5. Hay dos maneras de servir los chiles, una es rellenarlos y salsear, poniendo encima la granada y unas hojas de perejil. La otra es capearlos, para lo que se baten las claras de los 3 huevos y después se le agregan las yemas. Posteriormente, el chile ya relleno, se pasa por un poco de harina y después por el huevo, para ponerlo a freír en la manteca. Escurre y sirve cubierto de salsa y  granada.

 

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México.

 

 

 

 

Nuestra Mesa – Empanadas de Plátano Macho*

Foto: Manuel Rivera

Foto: Manuel Rivera

Las empanadas deben su moderna popularidad a los colonizadores españoles y portugueses, quienes las introdujeron a lo largo y ancho de América Latina y otras colonias.  En México, la selección de empanadas que forman parte del acervo culinario popular, incluye una variante de raíces inglesas: los pastes. Famosos en el estado de Hidalgo, este plato encuentra su origen en los cornish pasties, mismo que fue introducido al país por mineros británicos.Adaptadas para reflejar los sabores e ingredientes de donde quiera que vayan, las empanadas son una encarnación local de este concepto español. Hoy, el chef Aldo Saavedra, nos trae una receta para hacer unas deliciosas empanadas rellenas de México.

Rinde para 20 piezas  

Ingredientes:

  • 1 kg de plátano macho maduro
  • 30 ml de vinagre blanco
  • 4 cdtas de azúcar.
  • 300 gr de harina de trigo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Frijoles negros refritos
  • Epazote
  • Queso panela

Procedimiento:

1- Lava los plátanos, haz unos pequeños cortes a la cáscara  (3 ó 4 por pieza).

2- Pon agua a hervir (la cantidad que sea suficiente para cubrir los plátanos). Agrega el vinagre y el azúcar, y los plátanos. Después de que suelte el hervor, cuenta 5 minutos.

3- Retira. Escúrrelos y pela los plátanos en caliente.

4- Machaca los plátanos haciendo un puré que sea lo más fino posible. Incorpora la harina, sal y pimienta. Mezcla bien.

5- Deja enfriar. Refrigera durante 2 horas.

6- Saca la mezcla del refrigerador y forma pequeñas bolas con la mezcla. Prensa con una prensa para hacer tortillas cuidando que la empanada no quede muy delgada.

7- Rellena con una cucharadita de frijoles, un pedazo de queso y una hoja de epazote.  Cierra la empanada y pónla a freír hasta que tome un color dorado.

8. Escurre, sirve y disfruta.

* En México, el plátano macho es un plátano más grande que el común y no puede comerse crudo. En otros países se les conoce como hartón o maduro. En Estados Unidos es similar al ¨green plantain¨.

 

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México.

 

 

 

 

 

Flores para Mamá: Dos Recetas para Festejarla

 

Para celebrar el Día de las Madres, el chef Aldo Saavedra nos trae dos deliciosas ideas para festejar a mamá. Estas recetas incorporan un ingrediente que heredamos de la  gastronomía prehispánica: las flores.

Foto: Manuel Rivera

QUIOTES RANCHEROS

El tallo comestible de la flor del maguey, y de sabor similar al pollo, el quiote es una verdadera joya, ya que florece únicamente cada quince años.

INGREDIENTES

■250 gr quiotes o flor de maguey sin pistilo

■1 cebolla pequeña picada finamente

■1 diente de ajo

■2 chiles de árbol secos

■2 huevos

■Sal de mar al gusto

■Aceite de maíz

10258690_10152032035141373_5760183344827554532_n

Foto: Manuel Rivera

PROCESO:

1.Pon el aceite a calentar en una sartén.

2. Cuando el aceite ya esté caliente, sofríe la cebolla y el ajo.

3.Ya sofrita la cebolla agregar los chiles picados y mueve de manera constante para que no se quemen los chiles (aproximadamente 1 min), sazona.

10340141_10152032035316373_3762037246184196606_n

Foto: Manuel Rivera

4.Agrega los huevos y mueve hasta que estén cocidos.

10329179_10152032035196373_4446599959664757405_n

Foto: Manuel Rivera

5. Sirve acompañado de tortillas.

 

TACOS DE FLOR DE  JAMAICA

Foto: Chef Aldo Saavedra

Foto: Manuel Rivera

 

También usada para hacer agua fresca, esta deliciosa flor de singular textura y sabor puede aprovecharse para hacer ambos.
INGREDIENTES

• 100 gr flor de Jamaica seca
• 1 cebolla morada picada finamente
• 1 diente de ajo
• sal de mar
• pimienta negra molida al momento
• 10 tortillas
• aceite cantidad suficiente.
• 1 tz crema fresca
• 100 gr queso fresco.

PROCESO

1. Pon a cocer la Jamaica en agua hasta que suelte todo el color y pónla a escurrir
2. Deshebra la Jamaica y reserva.
3. Pon el ajo y la cebolla a sofreír, agrega la Jamaica, mueve constantemente y sazona.
4. Saca de la sartén, reserva y dejar enfriar.
5. Utiliza las tortillas recién hechas para hacer los tacos, o caliéntalas para que estén mas flexibles.
6. Rellena con las flores de Jamaica y enrolla.
7. Pone a calentar una cantidad considerable de aceite para freír los tacos.
8. Escúrrelos y sírvelos, acompañados de crema fresca y queso en migajas

 

 

 

El chef Aldo Saavedra ha cocinado para huéspedes de establecimientos como el conocido Hotel Condesa D.F. y ha contribuído con sus recetas en proyectos con marcas de la talla de Larousse y Danone. En Nuestra Mesa, el chef Saavedra comparte con los lectores de La Vitamina T, su pasión por la cocina y por México. Encuentra más información sobre el chef Saavedra en  México de mis Sabores.

 

 

Comida de Reyes – No te Pierdas la Entrevista con el Gastrónomo Mexicano, José Bossuet

Foto: José Bossuet

Foto: José Bossuet

Este sábado 26 de abril en “Sazón, Razón y Corazón”, los atendemos a cuerpo de rey: les tenemos la entrevista con el distinguido chef  Jose Bossuet Martinez, miembro de la prestigiosa asociación gastronómica “Club de Chefs de Chefs”. Este grupo admite exclusivamente a los chefs de cocina que sirven a reyes, reinas, príncipes, jefes de estado y de gobierno.

Bossuet fungió como Chef Ejecutivo de la Presidencia de la República al mando de la cocina del ex-presidente Vicente Fox, en donde tuvo a su cargo la comitiva del avión presidencial, viajando con el presidente en la giras internacionales.

Hoy, ya no es necesario ser funcionario o aristocracia para comer como si lo fueramos. ¿Estás en San Miguel de Allende, Guanajuato? Pues estás de suerte. Visita al Chef Bossuet en su Café Contento y próximamente en Valle de Guadalupe, Baja Californa en Lozhka Bistrot (junio del 2014).

Amigos, ustedes que nos leen, seguramente recordarán que José Bossuet, junto con nuestro amigo y colaborador Aldo Saavedra, recientemente representó a México en el World Congress of Culinary Traditions en Rumania. ¡Estamos de manteles largos! Escúchanos en punto de las 9:00 CT aquí: http://player.streamtheworld.com/_players/nextmedia/?callsign=WKRSAM

Gorditas de Masa Como Solo en Jalisco

Foto: Manuel Rivera

Foto: Manuel Rivera

Muchos disfrutamos las gorditas como un antojito, pero en Jalisco, estas delicias son parte del desayuno cotidiano y se acompañan con champurrado. Manuel Rivera, de México de Mis Sabores, documentó esta joya. La receta le fue compartida por la señora Teresita Jesús Guerrero de La Cañada, Jalisco.

  • 2 tazas de harina de maíz
  • ½ cdta sal
  • ½ cdta de polvos para hornear
  • 2 tazas de agua
  • Suficiente aceite para freír

Procedimiento:

  • Mezcla la harina de maíz con la sal y el agua hasta formar una masa suave y homogénea.
  • Forma bolitas pequeñas con la masa, aplánalas un poco para hacer las gorditas
  • Pónlas a freír hasta que estén bien cocidas.
  • Al servir, pellizca el centro, añade queso fresco, lechuga y salsa

¡Ajúa!

 

 

Receta: Mermelada de Membrillo

Foto: Luisa López

Foto: Luisa López

Similar en textura y sabor a la guayaba, yo no sabía que el membrillo o quince era una fruta, y mucho menos que el dulce o ate que se prepara con ella es otra herencia de la colonia.  Tras investigar lo que hay detrás de este delicado manjar, descubrí que los españoles incorporaron el ate de membrillo a su repertorio gastronómico, gracias a que este dulce sefardí, se popularizó en el siglo XII.

No me cabe la menor duda de que los platos ilustran.

Mi amiga Luisa López, una fabulosa cocinera que rige su casa bajo un estricto calendario de festividades mexicanas,  aprovechó la temporada de membrillo para conjurar en su cocina, una variante del ate: la mermelada. Generosamente, Luisa aceptó compartir con los lectores de La Vitamina T, su magnífica receta.

Ingredientes:

  •  4 libras de membrillo
  •  4 tazas de agua
  •  3  libras de azúcar
  •  La rayadura de un limón

Procedimiento:

Paso 1

Lava, pela  y parte cada pieza de membrillo en cuatro partes.  Remueve el centro junto con las semillas y las partes secas o demasiado firmes.

Paso 2
Pon la fruta con las 4 tazas de agua a cocer en fuego medio durante 35 minutos.  Deja enfriar un poco y licúa con la misma agua en la que se hirvieron. Posteriormente, cuela.

Foto: Luisa López

Foto: Luisa López

Paso 3
Pon a fuego medio en una cacerola junto con la salsa de membrillo colada.  Sin dejar de mover, deja cocinar durante 10 minutos. Agrega la rayadura del limón y sigue moviendo hasta que suelte el hervor. Apaga el fuego y dejar enfriar.

Foto: Luisa López

Foto: Luisa López

Puedes guardarla en porciones o en un sólo recipiente,  y meter al refrigerador si no vas a consumirla pronto.

Disfrútala con yogurt natural, untada en pan con el queso de tu preferencia. ¡Es deliciosa!

Luisa Flores, la autora de la receta, con su mamá.

Luisa Flores, la autora de la receta, con su mamá.